17.- Uno de este año.

La senda oscura (Svart stig) de Åsa Larsson.

“No matarás.”

Éxodo 20:1-17

 

No entendí el criterio de ser un libro de este año: ¿Publicación? ¿Escritura? Opté por lo que estaba a mi alcance y en la Librería Técnica de Aragua (una no bien ponderada librería del Centro Comercial Galería Plaza –un ejemplo de que el centro de la ciudad puede ser habitado por seres humanos), me tropecé con Aurora Boreal y con La senda oscura. El primero fue publicado en sueco en 2003 y La senda… en 2006, pero Seix Barral los publicó en castellano en 2009 y 2011 respectivamente. De hecho este último tiene en el colofón la marca por la celebración de los cien años de la editorial: 1911 – 2011. Así que lo compré, lo leí para estas entradas del blog y me conseguí con que –gracias a la mercadotecnia-, es el tercero de una serie de cinco libros. Peor: no es el mejor de la serie. Sin embargo lo terminé el sábado pasado de una sentada y tuve que ir a la librería por más. Ya tengo Aurora Boreal empezada, y con algo de suerte –y luego de que atraque a algún cliente-, me agenciaré en las próximas semanas de Sangre derramada. Así que de alguna forma esta es una nota incompleta, debo terminar primero los dos libros que le anteceden para escribir con propiedad sobre La senda

            Estoy tratando de emular dos septiembres atrás. En la primera semana de septiembre de 2009 creí estar infectado con la gripe AH1N1, así que me encerré a morir en la habitación mientras leía la trilogía Millenium de Stieg Larsson. Obviamente no era esa gripe. Luego de una semana de lectura alucinada no morí, solo descubrí que los suecos no tienen la sociedad perfecta que creía y me enamoré de Lisbeth Salander. Al mismo tiempo encontré una veta en la novela negra. Antes había leído con fruición a los maestros del género: Chandler y Hammett, y también a esa diosa atormentada de Patricia Highsmith, pero por distintas limitaciones me había limitado a leer sobre –y no a ellos-, Elmore Leonard y James Ellroy como los mejores exponentes de la novela negra americana de hoy. Dejando de lado a Henning Mankell por su activismo izquierdoso (si ya sé: es un error). Resulta que la mejor novela negra –y en cantidad- se está produciendo en  Escandinavia, particularmente en Sverige ¿Cómo será vivir en un país que tiene entre sus principales exportaciones libros, así sea por unos pocos años?

            En ese libro de Åsa Larsson –su historia personal da para considerarla uno de sus asesinos-, no encontré la emoción de Millenium (que puede estar escrita bastamente, que puede ser considerada literatura menor, que puede un montón de etcéteras, pero que está constituida por los tres mejores libros que he leído en un lustro, precisamente porque me sirvieron para mitigar la realidad) particularmente por lo pueril del asesinato, de hecho el asesino es hasta ridículo y muy amateur –se le identifica con una facilidad pasmosa-, pero fundamentalmente por cómo nos lo deja saber. Hay un arte en la novela negra, hay un tiempo. Contar ciertas cosas –que pacientemente el lector ha ido deduciendo a través del libro-, requiere del instante justo. En cierto sentido, la autora niega toda posibilidad de que el lector la acompañe. Primero describe a la víctima y cómo se cree que murió, luego –durante la mayor parte del libro-, tenemos la descripción de los personajes y voilá: de sopetón la narración de lo que en realidad pasó. Si a eso se le suma que no tenía los antecedentes de Rebecka Martinsson, el libro no debió gustarme. Pero lo cierto es que lo hizo y mucho. Creo que es por la elegancia de que haya solo la cantidad justa de sangre.

(La imagen fue tomada de: http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Caspar_David_Friedrich_006.jpg ).

 

Anuncios
Deja un comentario

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un tiempo de mala fe

Espacio dedicado al pensamiento de Nicola Chiaromonte (1905-1972)

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

Verdades que ofenden..

"Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga" Diderot. / "El que tiene la verdad en el corazón no debe temer jamás que a su lengua le falte fuerza de persuasión" Ruskin - (Bitácora-Biblioteca virtual y PERSONAL, recopilatória de aquellos artículos que despiertan mi interés).

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

propuestas in_consultas

arquitectura, docencia, ciudad y otros asuntos.

A %d blogueros les gusta esto: