18.- El que más veces ha leído.

El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes.

“Antes que nada. Don Quijote de la Mancha, la inmortal novela de Cervantes, es una imagen…”

Mario Vargas Llosa.

Alguien –no recuerdo quién-, recomendaba leerlo cada diez años. No lo he hecho con esa periodicidad, pero sí con mucha frecuencia, creo que le disputa ganándole a Cien años de soledad el lugar del libro que más veces he leído.

            La primera vez fue obligado en cuarto año de bachillerato. No soy nada original al decirlo, pero leer obligado es contraproducente, hace que odies el libro y en general el leer, además de que la evaluación será ineficaz: con algo de suerte te harán preguntas idiotas acerca del libro, pero ningún profesor –al menos no en mi liceo-, está en condiciones de averiguar sí lo entendiste. Lo que evitó que el libro se me convirtiese en un anatema fue que tuve la suerte de leer un vieja edición española con los grabados de Doré. Esa primera lectura pasó sin pena, ni gloria (aunque providencialmente la evaluación fue entregar una caricatura del Quijote –a última hora rompí la mía y saqué 01- y no las preguntas estúpidas sobre qué personaje te gusto, y demás sandeces), pero me hice el firme propósito de leerlo por placer, cosa que hice de nuevo al terminar el curso.

            Las varias ocasiones siguiente en que lo leí se las debo a que siempre que iniciaba una colección de libros estaba incluido el Quijote. La última vez fue en la edición del quinto centenario editada por las academias de la lengua española en 2004, con su aparato crítico sin comparación.

            Esa primera vez que lo leí sin que fuese un requisito, a mis anchas, a mi gusto, descubrí un libro inteligente, uno que usa la risa para explicarnos el mundo -lamento el lugar común, pero no puedo hacer nada tratándose del Quijote-, para hablarnos de otros libros y de la locura que engendran en sus acólitos. Es locura se me manifestó al creer ver a los personajes en tercera dimensión actuando sobre las páginas del libro, o incluso oyéndoles. Un poco como en este grabado de Doré:

            Este libro me enseño a leer otros, a considerar que los personajes no eran irreales, que podría tropezármelos en la calles sí estaba atento. Pero también a darme cuenta de que la literatura era mucho más que una forma de matar el tiempo: los libros pueden afectar, cambiar la vida de las personas de forma inadvertida, es como si te infectarán y te reprogramasen. Muchas veces antes del Quijote lo advertí: mis palabras, las imágenes en mi cabeza, pero también mis silencios, mis gustos, las cosas que disfrutaba o no, mis opiniones, tendían a aislarme, no se parecían a las de mis compinches. Era como si hubiese llegado tarde a la fiesta o con la película empezada, había algo que no entendía, peor: ellos no me entendían a mí. Esa sensación me acompaña aún hoy.

           Pero al entender que los libros hacen eso -leyendo a Cervantes-, dejé de sentirme como un marciano y comencé a sentir pena por mis amiguitos –en realidad ya tipos adultos terminando el liceo y empezando a vivir el resto de sus vidas- por su cordura.

        A todo lo anterior debo agregar los aportes a la teoría literaria –violando aquello de zapatero a su…-, que hace el Quijote. Se sostiene que esta es la primera novela (al menos es la primera novela moderna). Las siguientes imitarán –aun los experimentos formales del siglo XX-, su estructura, pero más relevante aun (esta idea la he mencionado en entradas anteriores de esta categoría), Cervantes inaugura el que le creamos al novelista. No importa lo que escriba, este es un demiurgo y su trabajo real es construir mundos (Santa María, Yoknapatawpha, Macondo,…), mientras que el nuestro como lectores es enloquecer.

La imágenes fueron tomadas de: http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Cervantes_Don_Quixotehttp://en.wikipedia.org/wiki/File:Gustave_Dor%C3%A9 y http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:, respectivamente).

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un tiempo de mala fe

Espacio dedicado al pensamiento de Nicola Chiaromonte (1905-1972)

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

Verdades que ofenden..

"Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga" Diderot. / "El que tiene la verdad en el corazón no debe temer jamás que a su lengua le falte fuerza de persuasión" Ruskin - (Bitácora-Biblioteca virtual y PERSONAL, recopilatória de aquellos artículos que despiertan mi interés).

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

propuestas in_consultas

arquitectura, docencia, ciudad y otros asuntos.

A %d blogueros les gusta esto: