19.- Uno que lo haya sorprendido por bueno.

La insoportable levedad del ser (Nesnesitelná lehkost bytí) de Milan Kundera.

“I heard you crying loud,
all the way across town
You’ve been searching for that someone,
and it’s me out on the prowl”

Green Day

 

Podría incluir demasiados libros en esta categoría. Virtualmente toda mi modesta biblioteca. Es raro que un libro no me sorprenda por bueno, aunque la verdad es que no me acerco a los estantes de forma inocente. No espero ser sorprendido.

            El Kundera que escribe en checo siempre me ha sorprendido por bueno (no tanto el que lo hace en francés, aunque solo lo leo en español). Más allá del canon este libro y La broma son pequeños compendios perfectos sobre todo lo que le resulta relevante al hombre.

            En La insoportable… Kundera narra con tino la historia grande y la pequeña de cuatro personas, durante un breve periodo de libertad en la Checoslovaquia tras el telón de acero. No estoy seguro de que sea una novela política –en el sentido de exponer una ideología-, esta solo es el decorado, el paisaje. Sí escribe sobre el vacio.

           La ausencia de significado se ve reflejada en las relaciones entre los cuatro personajes, algunos de los cuales aman de esa forma particular que tenemos los humanos: quieren a quien no puede quererlos.

          Tomáš no puede evitar llevarse a las mujeres a la cama, sin embargo al mismo tiempo no importa cuántas veces lo haga, nos cuenta la sensación de vacío al terminar con cada mujer, habla de la insalvable distancia que le separa del cuerpo que acaba de tomar. Al decir: “desnúdese” y aunque parezca una contradicción; ya le será imposible ‘tocar’ a esa persona.

          Tereza, la esposa de Tomáš no puede evitar quererle a pesar de la infidelidad. Al final –sin quererlo- empata el juego y obtiene su resarcimiento. Es irónico cuando nos explica que las fotos que tomó para ilustrar la primavera de Praga solo sirvieron para que los rusos pudieran cazar y encarcelar a los checos luego de la invasión.

           Sabina es el más leve de los personajes, al mismo tiempo que es la más deseada, la más amada.

           Franz está enamorado de Sabina. Más bien está enamorado de la idea. Y esta –ninguna idea lo hace-, no le paga bien.

           La historia en suma alude al sin sentido de la existencia –al menos esta es mi interpretación. Al terminar de leer la sensación dominante es que nada importa, mis acciones de hoy se confundirán con las de mañana, y así hasta la muerte. Sin peso, sin relevancia.

 

(La imagen fur tomada de: http://en.wikipedia.org/wiki/File:Munch_death_of_marat_I_1907.jpg).

Anuncios
Deja un comentario

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Gisela Kozak Rovero

Escritora - Blog Personal

Ecos de pentagrama

Una caja de música guarda muchos pensamientos aleatorios

Foreign Policy

the Global Magazine of News and Ideas

Jacintario

Página web de la escritora Jacinta Escudos

PolítiKa UCAB

Escribiendo política de una manera distinta

Essaying to Be

by Robert Minto

Un tiempo de mala fe

Espacio dedicado al pensamiento de Nicola Chiaromonte (1905-1972)

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

A %d blogueros les gusta esto: