La alfombra de Barack Obama.

A estos conocimientos tan numerosos y tan importantes hay que añadir innumerables adornos formales; estos adornos eran enseñados en otro tiempo sólo por aquellos que eran tenidos como los maestros de la palabra.

Cicero.

Ayer tuvo lugar el último de los tres debates que enfrentaron al presidente Obama y al gobernador Romney en la carrera presidencial estadounidense de este año. El balance de los analistas es de de 2 a 1 a favor de Obama.

Hay un ataque de Romney en el primer debate que llamó mi atención por lo civilizadamente artero que fue. En él acusa a Obama de ser muy buen orador, pero muy malo en la ejecución de sus planes. Cierto o no, en un momento de crisis económica y para la mentalidad protestante y pragmática estadounidense fue una estocada certera. Paradójicamente Obama perdió ese debate. El pico de plata, el maestro en el arte negra de la oratoria fue derrotado en un duelo de palabras.

Es esta la característica que me interesa de Obama: el haber recuperado (en una era de mercadotecnia –o manipulación- electoral y política basada en la estadística, que echa mano con fruición de una superlativa guerra sucia) pese a esa derrota circunstancial del primer debate de este año, el uso de la palabra como una elegante, inspiradora y efectiva arma política. Desde la Convención Demócrata de 2004[1][2], el discurso político es lo que ha jalonado la gesta de Obama. Es con la palabra dirigida a la polis –pese a la desviación de los demagogos- con la que se inicia la democracia, con la que se mantiene o se restaura esta.

De los discursos políticos vinculados con Obama quiero hacer un breve comentario –los hay suficientes en inglés, pero no en español- de aquellos de los que extrajo las citas que mandó estampar en la alfombra de la Oficina Oval año y medio después de haber asumido la presidencia.

Como es sabido, cada nueva administración americana desde la última parte del siglo XX –en una actividad que suele coordinar la oficina de la Primera Dama- redecora la Oficina Oval, lo que incluye nueva tapicería, alfombra, papel tapiz y algunas pinturas y muebles. Al respecto es célebre  la elegante intervención de Jackie Kennedy.

En el caso de la administración Obama esa redecoración se llevó a cabo en agosto de 2010. La alfombra anterior diseñada por Laura Bush, fue sustituida por una fabricada por los mismos proveedores de Bill Clinton en color beige con el sello de la presidencia y cinco citas de otros tantos discursos de presidentes americanos y de Martin Luther King, lo que la hace única y realza ese rasgo de Obama que señalaba antes.

Las cinco citas estampadas en la alfombra de Obama son:

 

1.- “La única cosa a la que tenemos que temer es al temor mismo” (The Only Thing We Have to Fear is Fear Itself), del presidente Franklin D. Roosevelt.

La cita pertenece al discurso inaugural de este presidente al tomar posesión el 4 de marzo de 1933. Roosevelt (quien usará las palabras como nadie luego de Pearl Harbor) había sido elegido para salvar al país de la debacle económica de 1929. La analogía con el momento en el que Obama llega a la presidencia no es casual, sobra todo comentario sobre la semblanza entre ambos.

Al llegar a la presidencia Roosevelt se encontró con que el peor obstáculo a vencer era esa atmósfera opresiva, paralizante, que lo abarcaba todo y que impedía tomar decisiones. Muchas de las que tomó no fueron exitosas, si se repasa el paquete de políticas públicas contenidas en el New Deal es obvia la experimentación, el ensayo y error constante para definir el camino a seguir. Al final el balance se saldó a favor: se superó la crisis y no sería hasta 2008 (las crisis de 1987 y 2001 no se comparan) cuando se experimentaría de nuevo la posibilidad de implosión de la sociedad estadounidense por los desvaríos económicos.

El miedo inmoviliza. Esa lección la tenía bien aprendida Obama al llegar al gobierno, y parece que se la repite a sí mismo cada jornada de trabajo al poner un pie en su oficina.

 

2.- “El arco del universo moral es largo, pero tiende hacia la justicia” (The Arc of the Moral Universe is Long, But it Bends Towards Justice), mal atribuida inicialmente al reverendo Martin Luther King, y que en realidad pertenece al pastor abolicionista del siglo XIX Theodore Parker.

La cita textual de 1853 es: “No pretendo entender la moral universal; es un arco largo… Pero por lo que veo estoy seguro de que tiende hacia la justicia” (I do not pretend to understand the moral universe; the arc is a long one. . . . But from what I see I am sure it bends toward justice). Este pastor bostoniano era visto como una figura guía por el doctor King quien pronunció la frase en un discurso en agosto de 1967. Theodore Parker había previsto el fin de la esclavitud aunque no vivió para presenciarlo. Se le considera un precursor de su abolición. Un siglo después King liderará el movimiento por los derechos civiles de los negros que eran libres pero no ciudadanos en una sociedad escindida.

Con frecuencia se ha dicho que el primer presidente negro de los Estados Unidos es el que menos habla de raza. Tal vez sea el que constantemente lo hace, usando la Oficina Oval como perifoneador.

 

3.- “El gobierno del pueblo, para el pueblo, por el pueblo” (Government of the People, By the People, For the People), del presidente Abraham Lincoln.

La frase fue pronunciada por Lincoln en el Discurso de Gettysburg el 19 de noviembre de 1863. El vínculo con la anterior es obvio, sin embargo –presumo- que su elección se debe a que es por una parte el epílogo de la mayor fractura de los Estados Unidos como país, lo que coincide con la crisis actual (heredada de Bush hijo y que lastra la administración Obama como ninguna otra cosa), pronunciada además por un político del estado de Illinois, el presidente que junto a Washington[3] suscita el mayor consenso posible entre los americanos, y es al mismo tiempo la definición por antonomasia de democracia.

Esta frase es de alguna forma un resumen perfecto de la épica, los valores y la versión de la historia estadounidense que privilegia la administración Obama. Tal vez su legado también sea un sucedáneo de esa frase.

 

4.- “Ningún problema del destino humano está más allá de los seres humanos” (No Problem of Human Destiny is Beyond Human Beings), del presidente John F. Kennedy.

La cita está tomada de un discurso del presidente Kennedy ante la Universidad Americana el 10 de junio de 1963. De nuevo hay un nexo entre momentos de crisis: la Guerra Fría y la crisis económica actual que comenzó en 2008, y un llamado a contener la desesperanza, a buscar en los americanos la capacidad, el ingenio, las destrezas necesarias para solucionar los problemas.

Tal vez la elección de una cita de Kennedy también sea un reconocimiento a su capacidad oratoria. A mi entender es el último presidente antes de Obama con la habilidad de usar las palabras en política con maestría histórica: baste considerar por ejemplo su discurso inaugural o el que pronunció en Berlín en junio de 1963[4]. En el primero hay referencias al de Lincoln en Gettysburg, con lo cual apreciamos una trama de palabras en la selección de Obama, mientras que la frase “Ich bin ein berliner” extraída del segundo, es uno de los hitos de su tiempo.

 

2013_Roosevelt_Proof_20005.- “El bienestar de cada uno de nosotros depende fundamentalmente del bienestar de todos nosotros” (The Welfare of Each of Us is Dependent Fundamentally Upon the Welfare of All of Us), del presidente Theodore Roosevelt.

Tomada de un discurso dado en la feria estatal de Nueva York en Syracuse el 7 de septiembre de 1903, esta frase es sin duda un llamado de Obama a la cohesión social puesta a prueba por la crisis económica que no cesa.

En algún libro de derecho público leí que un país es un referéndum diario, que constantemente los ciudadanos de una nación eligen legitimar su unión.

Esa voluntad se resquebraja ante la crisis –veamos como los catalanes quieren bajarse del barco ante la debacle española, o a nosotros los venezolanos partidos en dos mitades irreconciliables. Es la tarea de los estadistas sanar la división no ahondarla.

El discurso que contiene la cita fue pronunciado el día del trabajo en Estados Unidos, por lo que tiene un contenido económico comparable a la de Franklin D. Roosevelt de 1933, extrapolables ambos a la actualidad: los trabajadores necesitan a los empresarios tanto como estos a ellos, y en una dimensión más amplia, el gobierno a la sociedad civil, esta a aquel, los ricos a la clase media, esta a los que compran comida con cupones.

Esa arista económica de la cita se hace más patente si consideramos que una forma equivalente de decir lo mismo es la frase “E pluribus unum” acuñada en todas las monedas estadounidenses.

Es revelador como casi en la mitad de su mandato las palabras que escoge Obama se refieren [todavía] a las peores crisis vividas por su país. El titular de The New York Times el 21 de enero de 2009 dice: “Obama se juramenta, y la nación en crisis abraza el momento” (Obama takes oath, and nation in crisis embraces the moment). Año y medio después lo que leemos en la alfombra de la Oficina Oval no es muy diferente: sigue la crisis, es solo que ahora la nación se abraza a ella y no a un juramento. La exposición de esas dificultades fue el principal argumento del retador Romney en los debates que recién terminaron, más aún, su larga duración, el que un período presidencial no haya sido suficiente para superarlas. Obama consiguió –al menos en los debates- usar las palabras para quitarle peso a esos trances.

Sin embargo, tal vez la campaña electoral en curso se salde con la alfombra de Obama enrollada en su Biblioteca Presidencial.

 

 

Imágenes: Washingtonpost.com, wikipedia y http://suite101.com/article/usps-black-heritage-stamps—martin-luther-king-jr-a264898 y http://en.wikipedia.org/wiki/File:2013_Roosevelt_Proof_2000.jpg, respectivamente.


[2] Como se sabe, los políticos cuentan con un staff que incluye a quienes les escriben o ayudan a escribir los discursos. Es celebre la infeliz elección del escritor de discursos de Bush hijo; David Frum, de la frase de FDR sobre el eje del mal en su discurso del estado de la Unión en enero de 2002, lo que puso a los Estados Unidos en una situación sin salida. Aquí se ofrece un artículo sobre el jefe de discursos de Obama: http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2008/12/17/AR2008121703903_3.html?sid=ST2008121704047

[3] Su Discurso de Despedida que se convirtió en una guía para el país puede ser leído aquí: http://usinfo.state.gov/usa/infousa/facts/democrac/9.htm.

[4] El discurso inaugural puede ser leído en esta dirección web: http://www.bartleby.com/124/pres56.html. El discurso de Berlín puede ser visto en este vínculo: http://en.wikipedia.org/wiki/Ich_bin_ein_Berliner.


Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. Pinturas en la Oficina Oval | Essais

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Gisela Kozak Rovero

Escritora - Blog Personal

Ecos de pentagrama

Una caja de música guarda muchos pensamientos aleatorios

Foreign Policy

the Global Magazine of News and Ideas

Jacintario

Página web de la escritora Jacinta Escudos

PolítiKa UCAB

Escribiendo política de una manera distinta

Essaying to Be

by Robert Minto

Un tiempo de mala fe

Espacio dedicado al pensamiento de Nicola Chiaromonte (1905-1972)

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

A %d blogueros les gusta esto: