En la Granja Venezuela.

Cerdo de raza duroc.

Cerdo de raza duroc.

“Napoleón, con los perros tras él, subió a la plataforma que ocupara Major cuando pronunció su histórico discurso. Anunció que desde ese momento se habían terminado las reuniones de los domingos en la mañana. Eran innecesarias, dijo, y hacían perder tiempo. En el futuro, todas las cuestiones relacionadas con el gobierno de la granja serían resueltas por una comisión especial de cerdos, presidida por él. Los cerdos se reunirían en consejo y luego comunicarían sus decisiones a los demás. Los animales se reunirían los domingos por la mañana para saludar la bandera, cantar ‘Bestias de Inglaterra’  y recibir sus órdenes para la semana; pero no habría más debates.

Si la expulsión de Snowball les había producido una gran impresión, este anuncio consternó a los animales. Algunos habrían protestado, si hubieran tenido los argumentos apropiados. Hasta Boxer estaba un poco aturdido. Apuntó sus orejas hacia atrás, agitó su melena varias veces y trató con esfuerzo de ordenar sus pensamientos; pero al final no se le ocurrió nada que decir. Algunos cerdos sin embargo, fueron más expresivos. Cuatro jóvenes cerdos de la primera fila emitieron agudos gritos de desaprobación, y todos ellos se pusieron en pie bruscamente y comenzaron a hablar al mismo tiempo. Pero, repentinamente los perros que estaban sentados alrededor de Napoleón profirieron unos profundos gruñidos amenazadores, y los cerdos se callaron, volviéndose a sentar. Entonces las ovejas irrumpieron con un tremendo balido de ‘¡Cuatro patas sí, dos pies no!’, que continuó casi durante un cuarto de hora y puso fin a todo intento de discusión.

Poco después Squealer fue enviado por toda la granja para explicar las nuevas decisiones a los demás.

-Camaradas –dijo-, espero que todos los animales presentes se den cuenta y aprecien el sacrificio que ha hecho el camarada Napoleón al tomar este trabajo adicional sobre sí mismo. ¡No se crean, camaradas, que ser jefe es un placer! Por el contrario, es una honda y pesada responsabilidad. Nadie cree más firmemente que el camarada Napoleón en el principio de que todos los animales son iguales. Preferiría dejar que tomaran sus propias determinaciones. Pero algunas veces podrían adoptar decisiones equivocadas, camaradas”.

George Orwell. Rebelión en la granja (Animal Farm).

Imagen: http://www.elgranjamon.es/noticias/category/razas/page/2/

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un tiempo de mala fe

Espacio dedicado al pensamiento de Nicola Chiaromonte (1905-1972)

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

Verdades que ofenden..

"Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga" Diderot. / "El que tiene la verdad en el corazón no debe temer jamás que a su lengua le falte fuerza de persuasión" Ruskin - (Bitácora-Biblioteca virtual y PERSONAL, recopilatória de aquellos artículos que despiertan mi interés).

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

propuestas in_consultas

arquitectura, docencia, ciudad y otros asuntos.

A %d blogueros les gusta esto: