1776 pies y 166 presos.

antena001_520_360¿Por qué, pues, tu retraso a encadenarlo?

Esquilo. Prometeo encadenado vv 52

 

 

El siglo XXI comenzó el 11 de septiembre de 2001. Tarde, así como esta nota.

Arquitectónicamente los ataques se saldaron el 10 de mayo de este año –simbólicamente lo habían hecho hace dos años con la espectacular muerte de Bin Laden– cuando se colocó en Manhattan la antena en la torre One World Trade Center antes Torre de la Libertad de Libeskind –luego del pantano financiero y legal en el que se atascó el proyecto por más de una década– para alcanzar los 1776 pies de altura y convertirla en el rascacielos más alto de los EEUU y séptimo del mundo a la fecha[1], aunque el edificio funcionará a partir de 2014.

Hay algo del lema E pluribus Unum –y en el nombre hay una inobjetable traza de la asumida excepcionalidad estadounidense, de su pretendido destino manifiesto– en el que sea una torre y no dos, aunque antes y ahora se ha tratado siempre de un grupo de edificios del World Trade Center entre los que destacaban por mucho las Torres Gemelas o ahora esta Torre de la Libertad.

Cuando los EEUU eran el hegemón, sus rascacielos eran los más altos del mundo. Sin embargo la justificación es que el edificio alcanza 1776 pies (541 metros) haciendo referencia al año de la independencia estadounidense.

Para el país este es el hito más alto real y en buena medida simbólicamente también, luego de los atentados.

El más bajo no se hunde en la tierra. Está al nivel del mar, aunque se repite con insistencia la metáfora del agujero, del hueco legal insondable. Son los 166 presos que permanecen en Guantánamo[2]. Hay algo de burla en el que estén en una cárcel dentro de otra.

la-na-tt-guantanamo-20130506-001Estos presos son el remanente, los que no han sido aceptados por otros países y los que no han sido condenados por comisiones militares –que no tribunales– ilegales según la legislación internacional y estadounidense misma. Paradójicamente también son en su mayoría presos de los que los mismos estadounidenses han señalado su nula importancia en cualquier investigación contra el terrorismo[3]. A pesar de esa falta de relevancia para sus fines los mantienen en un abismo equivalente al de las fundaciones de la Torre de la Libertad, quizá más, mucho más.

Tal vez el símil de un agujero sea incorrecto. Parece más una distopía. Los presos no están sometidos a ninguna jurisdicción o según se interprete lo están a una ilegal jurisdicción ad hoc y esto es así porque no hay cargos en su contra –el de combatiente enemigo no existe más allá de esas mismas palabras–. Personajes orwellianos o kafkianos vestidos de naranja.

Aparte de lanzarles heces a sus custodios ­–con particular gusto y saña si son mujeres– o intentar matarse a cabezazos contra las paredes, la defensa de estos presos –si hay un contexto en el que los abogados son inútiles es este– es la huelga de hambre[4]. De las de verdad, de las que no se suspenden luego de unas horas y al primer mareo. La de mayor alcance, a la que se han unido en mayor número comenzó también en mayo de este año. Antes o después los militares los alimentan con sondas.[5]

No es la misma unidad de medida, pero en un extremo la libertad se eleva 1776 pies, en el otro se hunde 166 presos.

 

 

 

Imágenes: http://www.eluniversal.com/internacional/130510/colocan-la-pieza-final-en-el-memorial-del-world-trade-center-en-nueva- y latimes.com respectivamente.

 

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Gisela Kozak Rovero

Escritora - Blog Personal

Ecos de pentagrama

Una caja de música guarda muchos pensamientos aleatorios

Foreign Policy

the Global Magazine of News and Ideas

Jacintario

Página web de la escritora Jacinta Escudos

PolítiKa UCAB

Escribiendo política de una manera distinta

Robert Minto

essaying to be

Un tiempo de mala fe

Espacio dedicado al pensamiento de Nicola Chiaromonte (1905-1972)

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

A %d blogueros les gusta esto: