Neolengua: Un epílogo

Caricatura de Zapata hoy en El Nacional, Caracas.

Caricatura de Zapata hoy en El Nacional, Caracas. Imagen: el-nacional.com/

“Las palabras fallan, son burdas e imperfectas, (…)”
La Extraña. Sándor Márai  

 

La ignorancia es impúdica. He escrito sobre lo que denomino neolengua chavista o más ampliamente sobre corrupción del lenguaje y autoritarismo, sin pretensiones de filólogo y advirtiendo que no eran papeles académicos sino pedestres entradas de mi blog. Pero he debido ofrecer enlaces a lecturas que tuvieran el rigor del que carecían mis peroratas. La destrucción del lenguaje lo exige.

Lo hice solo parcialmente con una alusión a Victor Klemperer –como ya señalé una crónica sobre él[1] en el periódico motivó estas entradas– y su La Lengua del Tercer Reich. Pero obvié (por desconocimiento ya que es un hueco en mi formación leer a la mayoría) olímpicamente a otros muchos: desde el mito de la torre de Babel (Dios confundiendo a los hombres al hacer que las palabras no significasen nada), pasando por la definición aristotélica del hombre como un animal dotado de lenguaje hasta Karl Kraus.

Es obligado mencionar la diatriba contra los sofistas entablada por Sócrates, Platón y Aristóteles. En los tratados de los dos últimos (destaca al respecto la Retórica de Aristóteles) aprendemos sobre la necesidad del político profesional de dominar el lenguaje, de donde se deriva la posibilidad de corromperlo (razón de la aludida animadversión) para ejercer la opresión[2].

Ya en el siglo pasado (sin pretender haber agotado todas las fuentes posibles[3]), la referencia sine qua non es Karl Kraus –de quien leo (con algo de aprehensión) que consideraba una coma mal ubicada como el preludio de la guerra–.

Y como hasta el lego sabe –pero yo ignoraba–, la lectura de Kraus lleva fatalmente a Canetti de quien la referencia obligada es Masa y poder (aunque también en alguna medida los tomos de su autobiografía) que aunque no es un tratado sobre la destrucción del lenguaje al serlo sobre fascismo obviamente alude a la corrupción del lenguaje como arma política.

También cabe mencionar aunque no los he leído el libro de Jean-Pierre Faye Los Lenguajes Totalitarios y el de Lutz Winckler La función del lenguaje fascista.

Fuera del ámbito estrictamente académico destacan un par de ejemplos literarios sobre la destrucción del lenguaje como paso previo para la subversión de la sociedad: las novelas (luego películas) La Naranja Mecánica de Anthony Burgess y Trainspotting de Irvin Welsh. En la primera, la violencia de Alex y su pandilla se origina en la deformación de las palabras que los separa de la sociedad en una brecha que solo pueden ampliar y a patadas, mientras que en la segunda el thatcherismo ha dejado una tierra arrasada en Edimburgo que es poblada con las ruinas del lenguaje de Renton y sus heroinómanos.

En un renglón a medio camino quizá entre los extremos académicos y literarios se hallan ejemplos de corrupción del lenguaje en las distopías Rebelión en la granja y 1984 de Orwell. Sobra que diga que el título de esta serie de entradas es un plagio tomado de esta última[4].

En nuestro contexto[5] (aunque su validez es universal) es ineludible el libro de Rafael Cadenas En torno al lenguaje, para entender cómo las ruinas del lenguaje anteceden a las de la polis.

Reitero que esta no es una revisión exhaustiva de la literatura del tema, sin embargo la lista aun incompleta gana en contenido con la mención de George Steiner (aunque no es un libro sobre corrupción del lenguaje y política) y su Lenguaje y Silencio. Ensayos sobre lenguaje, literatura y lo humano.

No he terminado las entradas de mi diccionario de neolengua chavista. Todas las palabras –aun las que aluden a lo más íntimo– podrían estar en él. Hay palabras que ya no uso porque nada significan, porque ellos también las confiscaron haciendo aun más indigente la realidad.

Debe ser por eso por lo que escribo todo esto: me irrita que unos hombres a los que desprecio profundamente hayan pervertido el lenguaje obligándome a ser aun más silencioso, pero también obligándome a veces a oírles.

 


 

[2] Aunque es forzoso mencionar que aun en democracia los políticos pervierten el lenguaje en buena medida.

[3] Todo lo concerniente a la filosofía del lenguaje de Wittgenstein y su noción de los límites del lenguaje como límites del mundo del individuo subyace en la idea que he reiterado en estas entradas.

[4] Hay un ensayo suyo La política y el idioma inglés que he mencionado antes, pertinente en este contexto y que puede ser leído (junto a toda la edición de la revista) en este enlace: http://www.letraslibres.com/revista/convivio/la-politica-y-el-idioma-ingles.

[5] También en nuestro entorno y sobre el asunto son recomendables (entre muchas otras) las lecturas a las que dirigen estos enlaces: http://www.el-nacional.com/papel_literario/neolengua-Venezuela-Masifi-cacion-individuo_0_298170204.html,  http://www.el-nacional.com/colette_capriles/COLETTE_CAPRILES-DESDEN-PARASITO-RENTISMO-TRABAJO-VALOR_0_303569713.html y http://elpais.com/elpais/2013/12/02/opinion/1386014024_190837.html, respectivamente.

Más pertinente aún es el libro de Antonio Canova et al. ‘La Neolengua del poder en Venezuela’ editado por Galipán en marzo de 2015, más de un año después de esta serie de entradas en el blog, que en buena medida serían un pálido sucedáneo de aquel.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Gisela Kozak Rovero

Escritora - Blog Personal

Ecos de pentagrama

Una caja de música guarda muchos pensamientos aleatorios

Foreign Policy

the Global Magazine of News and Ideas

Jacintario

Página web de la escritora Jacinta Escudos

PolítiKa UCAB

Escribiendo política de una manera distinta

Robert Minto

essaying to be

Un tiempo de mala fe

Espacio dedicado al pensamiento de Nicola Chiaromonte (1905-1972)

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

A %d blogueros les gusta esto: