Restauración Militar

Retrato triple de Carlos I de Inglaterra por Anthony van Dyck (1635).

Retrato triple de Carlos I de Inglaterra por Anthony van Dyck (1635).

The season is so sharp as probably may make me shake, which some observers may imagine proceeds from fear. I would have no such imputation.

Charles I of England

Es imposible saber el resultado inmediato de las actuales protestas en Venezuela. Su resultado menos probable hoy –pero el que todos los manifestantes gritan en las barricadas–; la caída de Maduro –que no exactamente del chavismo–, es el que ofrecería las peores consecuencias posibles para la oposición, traducidas en una restauración relámpago del régimen y su fortalecimiento posterior con la definitiva vuelta de tuerca dictatorial.

En el fondo lo que el país opositor quiere derrotar –legítimamente– es a un inepto régimen militar manejado desde Cuba y a cuya cabeza se haya por estos días Nicolás Maduro –ese torpe civil–. La restauración entonces pondría de nuevo en Miraflores no necesariamente a Maduro sino a cualquier militar dispuesto a recoger el poder del piso. Los nombres más salidores en esa lotería son hoy los de Cabello y Rodríguez Torres, militares golpistas de pura cepa y –a beneficio de inventario– peores que Maduro–, pero nunca se sabe qué demonio puede invocarse con esta ouija: el mismo Rodríguez Torres (el derrotado por Blanquita en La Casona en la intentona de 1992 y jefe de la DISIP en abril de 2002) era un desconocido no hace mucho.

Esta más o menos es la paráfrasis de lo que exponía Capriles (quien por cierto y pese a esa falla imperdonable de no pelear contra el fraude en abril del año pasado, está mostrando una sindéresis desesperadamente necesaria aunque confundida –por mi mismo entre otros cientos de miles– con debilidad) ayer al mediodía con esa excelente etiqueta política Maduro vete ya’ puede terminar significando Diosdado vente ya, que los menos radicales ya habían advertido.

Habría que ser ciego para no ver que la oposición hoy no tiene la fuerza para derrotar al chavismo –tampoco este la tiene para derrotar a la oposición, de ahí la entente de destrucción entablada desde mediados del año pasado–, por lo que requiere sumar un buen pedazo de la fracción chavista no radicalizada y a la mayoría de los no alineados, algo que el solo cerrar calles no logrará.

Por lo que si cae Maduro –incluso sin que asuma el relevo Cabello como manda la constitución chavista–, sin contar al menos con la aquiescencia de las fuerzas armadas (empantanadas hoy más que nunca con el régimen) y sin el apoyo de la sociedad civil (que no se reduce a quienes adversan al chavismo), cualquier gobierno opositor que surgiere, sería de transición, una muy corta por cierto, ya que sucumbiría ante el ajuste económico cuya inminencia solo el humo de los cauchos quemados en las calles no nos deja ver.

Ese colapso lo derrocaría abriéndole la puerta a la restauración militar chavista ya mencionada. El ejército actuaría como el baluarte ante el desorden y lo capitalizaría. No soy nada original en lo que expongo, basta ver a Egipto hoy. La oposición liberal nunca se granjeó el afecto del ejército de ese país –de hecho derrocó a uno de los suyos–, luego fue derrotada en las urnas frente a la oposición islamista menos demócrata pero mejor organizada, al gobierno de esta última que sumió al país en una crisis económica y política le siguió la violencia callejera que fue zanjada por el ejército ‘salvador’ que prepara su vuelta al poder –nunca se fueron– con el ascenso a rais de uno de los suyos, el mariscal Al-Sisi.

En cierta medida Libia también tuvo su restauración, cambió el dominio de una satrapía centralizada por la balcanización del país en pequeñas satrapías de clanes y tribus. Si hoy cayese Al-Assad en Siria, su dictadura sería sustituida por otra balcanización con opositores integristas y moderados continuando la guerra civil, o por una versión de Afganistán con su sus propios talibanes. Ucrania, tan de moda hoy –en menor medida también Tailandia– le debe su cuasi guerra civil a la restauración fulminante del político que defenestraron las masas luego de robarse las elecciones en 2004. Esos son los ejemplos que debemos mirar. Túnez refuta en cambio y hasta ahora mi argumento.

Hugo Chávez volviendo a Miraflores en la madrugada del 14 de abril de 202.

Hugo Chávez volviendo a Miraflores en la madrugada del 14 de abril de 2002.

En 2002 la restauración chavista –que trajo momentáneamente a Cabello al poder–  sirvió a la larga para desprestigiar y debilitar a la oposición –que sumó además terribles errores como la Mesa de Negociación y Acuerdos– de forma tal que no fue sino hasta 2007 y con otros actores que pudo recuperarse.

La caída del chavismo hoy –aunque el ataque parece dirigido contra Maduro– terminaría casi con toda certeza en una restauración militar tal, que la autocracia terminaría de asfixiarnos –dedicaría mi blog a hablar sobre la filatelia por ejemplo–.

Así que –sin que sea mi intención fungir de gurú–, o la oposición adquiere esa fuerza que no tiene hoy para derrotar al chavismo todo (no solo a Maduro) sin que vuelva en 24 horas o frena un poco ‘la salida’ en espera de que este se derrote a sí mismo (ojalá) al no poder anteponer economía a ideología chatarra.

 

Imágenes: http://en.wikipedia.org/wiki/File:Sir_Anthony_Van_Dyck_-_Charles_I_(1600-49)_-_Google_Art_Project.jpg y http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/asamblea-nacional-conmemorara-hechos-11a-sesion-ordinaria-fotos/ respectivamente.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Gisela Kozak Rovero

Escritora - Blog Personal

Ecos de pentagrama

Una caja de música guarda muchos pensamientos aleatorios

Foreign Policy

the Global Magazine of News and Ideas

Jacintario

Página web de la escritora Jacinta Escudos

PolítiKa UCAB

Escribiendo política de una manera distinta

Essaying to Be

by Robert Minto

Un tiempo de mala fe

Espacio dedicado al pensamiento de Nicola Chiaromonte (1905-1972)

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

A %d blogueros les gusta esto: