Monedero me debe 212.500 euros

B9PQFvRCEAEu7DA

J’ai toujours eu le plus grand mal à maquiller la vérité.

Les Faux-Monnayeurs. André Gide

 

A  principios de noviembre de 2013 intercambié tweets con Juan Carlos Monedero, el ex número tres –parece que lo han degradado en las últimas horas, creo que ahora mismo es el número cinco– de Podemos, esa versión castiza del chavismo.

La librería Ramón Llull de España promocionaba en su cuenta la presentación de un libro de este Platón en Siracusa ibérico (Curso urgente de política para gente decente, sé que el título parece una burla cínica pero no lo es) y yo les respondí diciendo que era un pendejo, que había asesorado a un sátrapa –ese al que sus acólitos llaman hoy Comandante Supremo– cobrando muy buen dinero robado a los venezolanos por ello y además que sus libros servirían mejor como papel higiénico.

Lo cierto es que el mismo Monedero contestó a mis malhadados tweets y en tono muy chulo –más casticismos– me escribió que debía haberse dejado el dinero que yo le acusaba haber esquilmado a Venezuela en alguna parte (a los comunistas les disgusta el dinero y por eso trabajan de gratis creí entender), y que si yo lo encontraba podía quedarme con la mitad. En derecho civil (común a ambas orillas del charco) a eso se le llama una oferta real.

En 2013 aún la prensa no había dicho nada sobre el financiamiento con dinero venezolano robado que obtuvo Podemos. Pero no había que ser muy zahorí para advertir desde hace varios años que a los profesores de la Complutense  –que muy probablemente se conviertan en el embrión de una nueva casta española el próximo otoño– se les estaba dando una buena ración de petrodólares para que el chavismo pudiese tener su cabeza de playa en España.

El así llamado Centro Internacional Miranda (ese pseudo think tank de pacotilla que funcionó en Caracas y donde Monedero tuvo la genial idea de meterse con el hiperliderazgo del galáctico lo que Maduro respondió como buen arrastrado, para halagar al jefe, con una insultada), asesorías al Instituto Venezolano del Seguro Social (en un país en el que la mitad de su fuerza laboral es informal y por ende no cotiza seguridad social) o estudios sobre una moneda común latinoamericana (encargados por un país dolarizado de facto a un politólogo sin formación como economista), entre otras trácalas; no fueron más que fachadas para que Podemos se financiase con dinero público que el chavismo robó.

Este robo es aún más irónico porque la ley venezolana prohíbe el financiamiento de partidos políticos con fondos públicos –claro: solo si esos partidos son de la oposición–, pero lo cierto es que el partido político español @ahorapodemos existe porque fue financiado por el chavismo con dinero público robado al tesoro venezolano.

El viernes Monedero presentó una declaración complementaria al fisco español (este enlace dirige a una mejor explicación: http://www.elmundo.es/espana/2015/02/07/54d557c0ca47414c658b4587.html?cid=SMBOSO25301&s_kw=linkedin) justo cuando se le investiga por presunto fraude fiscal.

Imagen: @abc_es

Imagen: @abc_es

Al hacerlo confesaba que no se había dejado el dinero en ninguna parte como se burlaba en noviembre de 2013 por twitter y que sí había recibido mucha plata por ‘asesorar’ a un sátrapa.

El fisco español considera irregular declarar a nombre de una persona jurídica (lo que en España llaman una sociedad instrumental) sin personal, sin mobiliario, sin actividad económica; el dinero que ‘ganó’ como persona natural (en la madre patria lo llaman persona física) para pagar menos impuestos.

Esta es una práctica de la casta –si lo sabrá Jordi Pujol–, pero también, y como sabemos muy bien en Venezuela, es muy parecido a una de las formas en las que la oligarquía roja (la casta local en la neolengua de los académicos de Podemos) se robaron 20 millardos de dólares. Esos que hoy se necesitan desesperadamente para comprar medicinas contra el cáncer o pollos.

Y es que el tiempo de Monedero en Venezuela casi lo ha hecho un paisano más. Tanto, que también ha recurrido a empresas de maletín –como buen bolichico– para vaporizar petrodólares venezolanos.

Esa declaración complementaria al fisco es un intento de Monedero de aminorar los daños producidos en las últimas semanas en las que se le ha desde cuestionado el currículo (este enlace ofrece mejor información: http://politica.elpais.com/politica/2015/01/27/actualidad/1422387243_698899.html) hasta señalado el fraude a la Complutense que cometió al cobrar su ‘asesoría’ al chavismo fuera del contrato que tiene con esa universidad (Errejón, ese chico maravilla y compañero de viaje en el populismo español, también tiene problemas para seguir las reglas del claustro).

Pero es un intento fraudulento. Si solo declara 425.000 euros, tarde y por la presión que ha generado lo que la prensa ha revelado, si la fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales –algo muy parecido a una lavadora– ha recibido al menos 3,7 millones de euros del chavismo (hay información adicional en este enlace: http://politica.elpais.com/politica/2014/06/17/actualidad/1403039351_862188.html) entonces es muy ingenuo pensar que esa declaración al fisco está completa.

Además –y para honrar al gentilicio– ¿cuándo ha sido mezquino el chavismo en financiar a cuanto loco en el mundo se declarase anti estadounidense? ¿Nada más 425.000 euros? Por favor: ¿no decimos en Venezuela que el llanero es del tamaño del compromiso que se le presenta? Y si ese llanero era un alucinado ahíto de petrodólares que quería exportar su marca política a la mismísima Europa, el compromiso –qué suerte para Podemos– se traduce en millones de dólares robados.

El viernes en la tarde, luego de la declaración complementaria de Monedero, unos españoles guasones que no han sido lobotomizados por el populismo de Podemos descubrieron el intercambió en twitter que mencionaba al principio. Mi cuenta se llenó de menciones, favs y retweets en los que me decían que el dinero había aparecido, que le cobrase a Monedero la mitad que tan burlonamente –nada más arrogante que un ladrón que se sabe impune– me había ofrecido hace más de un año.

Sin títuloAl principio no sabía a cuánto ascendía la deuda de Monedero conmigo (antes mencionaba que su tweet –lo cito textualmente: “¡Mierda! Me debí dejar el dinero en alguna parte. Reclámalo y el 50% es tuyo.” – es lo que se considera una oferta real por lo que al menos según la ley venezolana está obligado a pagarme), hasta que alguien amablemente me explicó –soy terrible con las matemáticas– que Monedero –o Podemos– me debía 212.500 euros.

Se los cobraría con mucho gusto, pero; no son solo 212.500 euros y no me los debe a mí: él y su proto casta le deben mucho más dinero robado a Venezuela.

______________

Ñapa. En este enlace hay una actualización sobre el financiamiento chavista a Podemos: http://www.el-nacional.com/siete_dias/paso-Podemos_0_583141761.HTML

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Reblogueó esto en miquel rosselló arromy comentado:
    ¿Creéis que Monedero pagará lo que le debe a este buen señor?

    Responder
  2. A Venezuela es que @ahorapodemos debería devolver todo el dinero robado con el que el chavismo lo financió.

    Responder

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Gisela Kozak Rovero

Escritora - Blog Personal

Ecos de pentagrama

Una caja de música guarda muchos pensamientos aleatorios

Foreign Policy

the Global Magazine of News and Ideas

Jacintario

Página web de la escritora Jacinta Escudos

PolítiKa UCAB

Escribiendo política de una manera distinta

Essaying to Be

by Robert Minto

Un tiempo de mala fe

Espacio dedicado al pensamiento de Nicola Chiaromonte (1905-1972)

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

A %d blogueros les gusta esto: