Golpe Fruti Lupis

“Life is a story told by an idiot, full of noise and emotional disturbance but devoid of meaning.

Macbeth. Shakespeare

 

Soy un inepto en la cocina. Por eso prefiero comidas fáciles –y por ende rápidas– de preparar. A la cabeza de esas comidas rápidas está el cereal. Pones una parte del contenido de la caja en un plato –preferiblemente hondo–, agregas leche, tal vez un cambur o unas fresas y tienes un desayuno o una cena si es que quieres tener el cuerpo de una miss. También tienes una de las comidas más infantiles que ha creado el american way of life.

De entre todos los cereales –hay una escena en The Hurt Locker en la que el soldado que vuelve a casa descubre el vacío de su vida en los Estados Unidos precisamente cuando en un pasillo de supermercado atiborrado de marcas de cereal le da igual escoger cualquier caja– mi favorito era el Fruti Lupis: por los aros de colores y por el tucán de la caja y de la publicidad de la marca en general. Ahora que lo pienso, también el que fuesen ultra azucarados debió por vía de la adicción haber influido en esa preferencia.

Antes, un comentario obvio sobre la dominación del imperio maluco (el tucán en su versión estadounidense se llama Sam por lo que supongo que algún genio chavista tal vez quiera confiscar la subsidiaria local de Kellogg’s). Como es harto conocido, la marca Fruti Lupis es una hábil concesión comercial de Kellogg’s a la pronunciación latinoamericana (no sé si también española) de su marca Froot Loops, los aros con sabor a frutas que pudrían los dientes de los niños de mi generación cuyas familias podían meterlos en la compra, porque recuerdo que eran algo más caros que el resto de los cereales precisamente porque apuntando al mercado cautivo que había creado, Kellogg’s les subió el precio apostando a que sería muy difícil que una mamá pudiese resistirse a su prole mientras llenaba el carrito.

En estos vínculos hay lecturas sobre otros consumidores fanáticos de la peculiaridad lingüística de la marca: http://living-underpressure.blogspot.com/2008/09/la-teora-poltica-de-los-fruti-lupis-o.html y http://www.raroycurioso.com/2009/02/el-regreso-de-los-fruti-lupis-otra.html, respectivamente.

Imagen: quenpompo.com

Imagen: quenpompo.com

Creo que dejé de ser niño precisamente cuando dejé de comer Fruti Lupis. Comer aros rojos, amarillos o verdes –según recuerdo– y luego beberme la leche dulzona de un color indescifrable, era demasiado infantil para un niño de nueve o diez años, que de paso era el hermano mayor y debía comportarse como un adulto pequeño para dar el ejemplo. Las arepas eran más de gente grande.

Sin embargo el tucán de la marca siempre ha permanecido en mi recuerdo como un símbolo de mi infancia. Por eso me tomó tiempo entender el enésimo cuento de golpe de estado que nos contó el pendejo de Maduro –disfrazado de Chávez por supuesto– hace unos días, justo cuando oficializó el dólar negro, en el que el protagonista era precisamente un avión tucano.

Se supone que un golpe de estado es un asunto serio, de gente grande que al menos está dispuesta a matar y morir por alcanzar el poder. Por eso se me hacía muy cuesta arriba vincular eso con el tucán de mis cajas de cereal infantil. Claro, por un momento olvidé que una de las definiciones del chavismo es la de infantilismo determinista en el poder.

La idea no es original, se le ocurrió a muchas personas que de inmediato empezaron a llenar las redes de memes (en este enlace pueden verse algunos: http://www.lapatilla.com/site/2015/02/13/los-memes-mas-crueles-de-nicolas-y-el-tucano/) en los que la estupidez chavista encarnada por ahora en Maduro, tomaba la forma de un tucán como el de Fruti Lupis pero artillado.

Si no fuese por los muertos, por los presos, por las vidas rotas que ha dejado en estos 16 años –los más largos que me ha tocado vivir– ¿cómo se podría tomar en serio al chavismo? ¿Cómo dar credibilidad a la estúpida ignorancia, al delirio que cada chavista expone tan impúdicamente? ¿Un golpe de estado con un avión tucano?

Imagen: @MorinToon

Imagen: @MorinToon

Por azar vivo en la ciudad en la que se entrenan los pilotos de la fuerza aérea venezolana (no sé muy bien para qué, ya que el espacio aéreo del país –el país todo– le pertenece al narco) precisamente con aviones tucano –al menos la mitad de esa flota no vuela por falta de repuestos–. Una de las maniobras de los aspirantes a pilotos consiste en apagar ese avión en pleno vuelo y encenderlo de nuevo antes de entrar en barrena.

Sobre los cielos de Maracay eso se oye como cuando se accidenta una Volkswagen Brasilia. Por eso, entre otras cosas, un golpe de estado cuya mejor arma es un tucano artillado no suena a amenaza, en realidad ni siquiera a chiste. Es como la alucinación de un ornitólogo  pendejo.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

Verdades que ofenden..

"Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga" Diderot. / "El que tiene la verdad en el corazón no debe temer jamás que a su lengua le falte fuerza de persuasión" Ruskin - (Bitácora-Biblioteca virtual y PERSONAL, recopilatória de aquellos artículos que despiertan mi interés).

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

propuestas in_consultas

arquitectura, docencia, ciudad y otros asuntos.

medievalbooks

Erik Kwakkel blogging about medieval manuscripts

Entre lo cierto y lo verdadero

Haciendo más veraz el debate sobre arquitectura

A %d blogueros les gusta esto: