Estudiantes y jóvenes

Una madraza en las afueras de Damasco en 2006. Imagen: wunrn.com/

Una madraza en las afueras de Damasco en 2006. Imagen: wunrn.com/

“El mejor de ustedes es aquel que aprende el Corán y lo enseña.”

Mahoma

 

Los ataques del 11 de septiembre nos legaron, aparte de la entrada del mundo en el siglo XXI, un puñado de nombres y frases: talibán, Al Qaeda, Osama bin Laden, bombardeos de saturación, Patriot Act, X Ray Camp, técnica del submarino, Gerónimo, entre otras. Algunas ya estaban en el diccionario de la globalización desde mediados de los noventa. Otras son inéditas.

Entre estas últimas siempre me ha atraído la palabra talibán por la facilidad con la que  la adoptó el español. Los atrabiliarios, trogloditas o extremistas de cualquier pelaje pasaron a llamarse talibanes. Pero también esa palabra me atrae por la contradicción que entraña.

Como se sabe, en pastún ṭālibān significa estudiantes (de ahí que sea inexacto usar talibanes como plural), precisamente porque esta expresión del integrismo islámico halla su origen en algunas madrazas paquistaníes llenas de afganos que estudiaban el Corán luego de la invasión soviética de Afganistán.

Estas escuelas (aunque es necesario advertir que no es correcto equiparar a la madraza con un centro de adoctrinamiento y reclutamiento de militantes) se revelaron en década y media como una inmejorable fábrica de fanáticos musulmanes, los que deslastrados del nacionalismo y el marxismo que caracterizó por décadas a los integristas, propondrían a sangre y fuego la vuelta a la Umma. El talibán se convertiría además y como se sabe en el mejor patrocinador de Al Qaeda.

Así, una de las peores interpretaciones posibles del Islam sería el resultado de estudiar. Claro, de estudiar un solo libro. Ya lo dice la manida frase de Miguel de Unamuno (esa que las librerías ponen en sus marcalibros para tal vez alentarnos a comprar más): ‘mientras menos leo, más daño me hace lo que leo’.

Niño militante de Al-Shabaab. Imagen: sunatimes.com/

Niño militante de Al-Shabaab. Imagen: sunatimes.com/

Pero hay más palabras elusivas en esto del integrismo islámico. Como se sabe, el principal grupo terrorista somalí se llama Ḥarakat ash-Shabāb al-Mujāhidīn o abreviado: Al-Shabaab, del árabe ‘la juventud’, ‘los jóvenes’. Algunos equipos de fútbol del Medio Oriente también se llaman así.

Es esa la contradicción que señalaba antes, que ser estudiante sea una etapa larvada del terrorista, que estudiar produzca fanatismo. O que ‘jóvenes’ dirijan ataques terroristas que pretendan devolver a sus sociedades a la Edad Media –aunque viéndolo bien: los guerrilleros de toda laya siempre han sido, al menos en sus inicios, jóvenes profundamente ignorantes dispuestos a matar para hacer retroceder el tiempo–.

Escribí la mayor parte de esta entrada en una universidad, vale decir; rodeado de estudiantes y jóvenes.  Me gustaría pensar que en ellos el significado de ambas palabras es unívoco.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un tiempo de mala fe

Espacio dedicado al pensamiento de Nicola Chiaromonte (1905-1972)

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

Verdades que ofenden..

"Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga" Diderot. / "El que tiene la verdad en el corazón no debe temer jamás que a su lengua le falte fuerza de persuasión" Ruskin - (Bitácora-Biblioteca virtual y PERSONAL, recopilatória de aquellos artículos que despiertan mi interés).

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

propuestas in_consultas

arquitectura, docencia, ciudad y otros asuntos.

A %d blogueros les gusta esto: