Ur-fascismo chavista: culto de la tradición

Figuras chavistas en un pesebre en diciembre de 2011. Imagen: eju.tv/

Figuras chavistas en un pesebre en diciembre de 2011. Imagen: eju.tv/

La tradición es la personalidad de los imbéciles.

  Maurice Ravel

 

Umberto Eco menciona en ‘El Fascismo Eterno’ a los saberes arcaicos como el contenido de la gnosis fascista. Si para Karl Mannheim la ideología es el sistema de ideas que busca ocultar y conservar el presente interpretándolo desde el punto de vista del pasado, el fascismo no puede sino abrevar de fuentes ubicadas en tiempos remotos. Con la tara adicional de que el pasado que fabrica toda ideología es falso.

En suma, qué propone el chavismo que no sea una vuelta al pasado, o bien a la Guerra de Independencia o a la caduca confrontación de la Guerra Fría. La meca chavista, la Cuba de los Castro, es precisamente una isla congelada en el tiempo por más de 50 años –ahí están sus Chevrolet Bel Air 57 para mostrarlo– que ha requerido de la mano estadounidense para saltar de era.

Antes señalaba que el pasado que crean las ideologías es falso, esto en buena medida porque es un pastiche en el que degeneran todas las incompatibles tradiciones de las que el fascismo echa mano para conseguir la conformidad –Eco lo llama ‘cultura sincrética’ que debe tolerar todas las contradicciones–, desde la tradición laica hasta la más rancia religión, desde el pasado más lejano hasta el banal suceso de hace unas horas.

Tenemos como ejemplo por antonomasia al ‘Árbol de la tres raíces’ chavista[1], esa planta mutante cuya representación gráfica sería un Simón Bolívar en la copa, el tronco de Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora en forma de raíces, que como empaque ideológico apela al mito de la independencia y a la tradición de guerra decimonónica para legitimarse.

Hay más cultura sincrética que debe tolerar todas las contradicciones en la prédica chavista. Todo el ataque al periodo colonial se hace en español, no en wayuunaiki. Aquí además vemos cómo el chavismo –al igual que todo ur-fascismo– altera la historia mediante el expediente de enaltecer unos períodos mientras sataniza otros.

Así, en su cronología espuria, nuestro ur-fascismo salta de la etapa precolombina –cuando aún no éramos venezolanos– a la Guerra de Independencia, luego se toma en cuenta uno que otro momento a finales del siglo XIX; Guerra Federal, Guzmanato, para elegir como antesala de la era dorada, a las dictaduras de Gómez y Pérez Jiménez y a la insurgencia comunista de los sesenta, entre todo el siglo XX.

Más tradición delirante. Catalogar a Jesús como protochavista –tal vez por aquello de la multiplicación de los peces, vale decir: crear riqueza mágicamente para repartirla ávidamente a la masa– es un rasgo que permite catalogar al chavismo como ur-fascista.

Si resulta que somos chavistas desde el inicio de la era cristiana, entonces esa ideología es mucho más que el sistema de ideas de una facción de ur-fascistas: es la mismísima tradición que se nos inocula con el bautismo.

 

_____________

[1] Hay otras versiones de este Frankenstein vegetal. Está el árbol de las cuatro raíces que incluye –no podía faltar– al mismo Chávez como un brote y el de las cinco raíces que suma a Miranda y a Sucre a las tres originales.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Gisela Kozak Rovero

Escritora - Blog Personal

Ecos de pentagrama

Una caja de música guarda muchos pensamientos aleatorios

Foreign Policy

the Global Magazine of News and Ideas

Jacintario

Página web de la escritora Jacinta Escudos

PolítiKa UCAB

Escribiendo política de una manera distinta

Essaying to Be

by Robert Minto

Un tiempo de mala fe

Espacio dedicado al pensamiento de Nicola Chiaromonte (1905-1972)

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

A %d blogueros les gusta esto: