Bolsas

Entrega-bolsas-CLAP

Imagen: elsiglo.com.ve/

Las muy asquerosas devoraban el aire: se habían propuesto rendirnos por asfixia.

Ednodio Quintero. La danza del jaguar

 

Racionar la comida en Venezuela, distribuyendo el hambre en bolsas, he ahí la más terrible y humillante constatación del fracaso chavista. Ni siquiera los apagones o los muertos de mengua en los hospitales alcanzan esta cota. Es el hambre.

Desde el cinismo chavista se nos dice que este es el non plus ultra del Estado asistencialista, el epítome del keynesianismo. Usan propaganda pagada por todos nosotros, los indigentes, para decirnos que no hay más allá en las políticas públicas que obligarte a hacer una cola por una bolsa con algo de comer, lo que queda, lo que ellos eligen que comas si te postras o pagas al malandro a cargo.

¿Se lo creerán ellos mismos? ¿Esos parásitos rechonchos que desangraron a Venezuela? No: ellos saben perfectamente que es un desesperado intento por evitar que el hambre los derroque.

chavez-antes-y-despues-647x445

Imagen: noticierodigital.com/

Cuando pienso en el racionamiento de comida no puedo dejar de comparar las imágenes de Chávez recién llegado al poder con las que tenía al final, porque incluso antes de que los esteroides lo inflaran dándole esa apariencia tan congruente de sapo monstruoso con la que se murió; era un tipo gordo, bien alimentado. Su legado mismo encarna en la barriga de Maduro, ese otro inepto adiposo.

Rosendo, Raúl Salazar, esos generales hincados de la primera hora, también exhibían sus prominentes estómagos. Los demás militares, los flacos, pronto se sentarían ante el festín. Barreto aún tiene sus abundantes capas de grasa, ¿la mantendrá comiendo solo lo que viene en las bolsas de la humillación?

No, claro que no, porque los gerifaltes chavistas llegaron para darse un atracón de patria, para devorar. A veces, al sacudir la mesa caían algunas migas para los chavistas pendejos, y para el resto de nosotros. Hoy solo quedan las sobras en esas bolsas.

Es trillada la aseveración de que los griegos consideraban que quien no podía gobernarse a sí mismo tampoco podía gobernar a otros. Por eso supongo que el país merece esta humillación por haberle dado el poder a un delirante que no podía contenerse.

 

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

Verdades que ofenden..

"Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga" Diderot. / "El que tiene la verdad en el corazón no debe temer jamás que a su lengua le falte fuerza de persuasión" Ruskin - (Bitácora-Biblioteca virtual y PERSONAL, recopilatória de aquellos artículos que despiertan mi interés).

yofumoenpipa

SOY DE LETRAS

propuestas in_consultas

arquitectura, docencia, ciudad y otros asuntos.

medievalbooks

Erik Kwakkel blogging about medieval manuscripts

Entre lo cierto y lo verdadero

Haciendo más veraz el debate sobre arquitectura

A %d blogueros les gusta esto: