Un Nixon de comiquita

nixon-watchmen

Imagen: comicsvault.blogspot.com/

¡Oh!, y ahora, ¿quién podrá defendernos?

El Chapulín Colorado

 

Hay una tonta película de 1993, Dave, en la que Kevin Kline se hace pasar por presidente de los Estados Unidos. Al final deja de serlo simplemente disfrazándose con una gorra.

La victoria de Trump tiene mucho de eso, de construcción de un personaje, de gorras rojas para disfrazar a un multimillonario de obrero pobre. Sé perfectamente que la fabricación de cualquier candidato es un proceso análogo, pero en Trump, sobra que se diga, hay más impostura, más reality show.

Donald parece ser popular entre policías: es impensable su victoria sin la ayuda del director del FBI, pero cerca del la mitad del electorado lo detesta –la otra mitad odia a Hilary–, y ha degradado todas las instituciones estadounidenses, si por ejemplo comenzase a hacer usar venalmente al ejército, ¿cuánto apoyo tendría? ¿Cómo lo metabolizaría su sociedad o el planeta entero?

Ante la victoria del menos probable, del chiste soez, se ha acusado a las encuestas, a la ciencia política de fracasar de nuevo, no estoy tan seguro; ya las encuestas de hace una semana daban como ganador a Trump, y la ciencia política tiene demasiado tiempo describiendo al populismo, el declive de la democracia en un mundo que prefiere respuestas estúpidas a los complejos problemas que se derivan de la experiencia humana.

La actuación del GOP durante la presidencia de Obama ha puesto en evidencia la imposibilidad de Estados Unidos de deslastrarse de sus peores taras políticas y sociales. No importa su prosperidad o su libertad; los estadounidenses –Occidente todo– no pueden aceptar al otro, incluso si eso exige destruir su propia libertad.

2aca518500000578-3172722-image-a-2_1437688531308

Imagen: dailymail.co.uk/

Sé que la ciencia política no falló en predecir a Trump, ni siquiera en describirlo. Solo le falta hacer la crónica del tiempo que comienza hoy.

Ya es un lugar común que Los Simpsons hayan avizorado la victoria de Trump hace décadas, pero no es esa la comiquita con la que vinculo a Donald. Tal vez estemos al inicio de una distopía, Trump como presidente me recuerda al Nixon de The Watchmen, al hombre gris que cancela la democracia estadounidense y quien no duda en usar un arma nuclear contra Vietnam para ganar la guerra.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Luego de leer tu comentario, te daré mi opinión.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Gisela Kozak Rovero

Escritora - Blog Personal

Ecos de pentagrama

Una caja de música guarda muchos pensamientos aleatorios

Foreign Policy

the Global Magazine of News and Ideas

Jacintario

Página web de la escritora Jacinta Escudos

PolítiKa UCAB

Escribiendo política de una manera distinta

Robert Minto

essaying to be

Un tiempo de mala fe

Espacio dedicado al pensamiento de Nicola Chiaromonte (1905-1972)

El atajo más largo

Signo zodiacal: Leo. Ascendente: Escribo.

BOSTON BAKERY

Brunch: Sábados, Domingos y Feriados. Lee la carta más abajo.

Hippie Artsy Penpal

A site of mail art, stories & letters

miquel rosselló arrom

succede in arduum

A fork in the road

Music of the heart. Listen closely...

Zonalibre digital

Un espacio de Alexandra Cariani para enriquecer la vida cotidiana

A %d blogueros les gusta esto: